RSS de Portada
Portada > noticia
COMUNICACIONES | REGULACION

EL FUTURO SE LLAMA 5G

19/05/2014 | Sector Federal de Comunicaciones

Los expertos aseguran que la carrera por la próxima generación de telefonía móvil ha comenzado. Y a juzgar por la cantidad de datos, estudios y propuestas que están surgiendo de organismos públicos y privados, el 5G es la próxima parada en redes de alta capacidad y última tecnología.

Las dos economías mundiales que están apostando de manera más decidida son Europa y Asia. La UE considera que la demanda de conectividad ubicua para la próxima década no estará suficientemente atendida con el 4G. Así, los hogares conectados (domótica), el M2M, la e-Salud, las redes eléctricas inteligentes, los coches unidos a Internet (Smart Cars), el video UHD bajo demanda, la transmisión holográfica o las apps móviles en alta definición serán comunes entre 2020 y 2030, todo ello a una velocidad hasta 1.000 veces superior a la actual:

Como consecuencia de esta demanda, el 4G/LTE se agotará, alcanzando su máximo pico de capacidad sobre 2025. Por todo ello, la Comisión Europea afirma que ya hay que empezar a pensar en la próxima generación de telefonía móvil: el crecimiento del volumen de datos será mayor al 80% interanual y el número de dispositivos conectados a Internet aumentará hasta los 50 billones de máquinas hasta 2020.

Para evitar esta saturación de las redes, la CE ha promovido la creación de una Asociación público-privada denominada 5G-PPP (http://5g-ppp.eu/), orientada a la investigación de todo lo relacionado con esta tecnología y financiada con 700 millones de euros de fondos públicos, a los que se suman otros aportes privados hasta alcanzar los 4.200 millones de euros en I+D+i focalizados en el futuro 5G. De este modo, la Unión Europea pretende recuperar su condición de líder en tecnología móvil global tras haberse rezagado con respecto a EE. UU. y Asia en el caso del LTE.

Pero el resto del mundo no se queda parado. Por ejemplo, el Ministerio de Ciencia, TIC y Planificación Futura de Corea del Sur acaba de anunciar que su país tiene previsto invertir unos 1.100 millones de euros hasta 2020 entre operadores (SK Telecom y Korea Telecom) y proveedores locales (Samsung y LG) para construir redes 5G, pronosticando que las ventas totales de equipos relacionados con la 5G ascenderán a 226.000 millones de euros entre los años 2020 y 2026. De este modo, Corea prevé la primera prueba de funcionamiento del 5G en 2015, a una velocidad esperada de 1 Gbps, para realizar un proyecto piloto a gran escala con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, que tendrán lugar en PyeongChang, a 180 kilómetros de la capital Seúl. Finalmente, la red 5G comenzaría a ofrecer servicios comerciales en 2020.

De esta forma, el gobierno coreano espera que la nueva red se convierta en el núcleo de la nueva economía digital del país. Para lograrlo, triplicará el espectro disponible para los operadores móviles en 2023, pasando de los 390 MHz actuales a 1190 MHz en esa fecha.

Otro ejemplo es de Japón, en donde la operadora NTT Docomo ha anunciado ensayos de 5G conjuntamente con Samsung, Nokia, Alcatel-Lucent, Ericsson, Fujitsu y NEC, sobre bandas de frecuencia desde los 3 a los 30 GHz:

Esta dinámica ha llegado hasta los altos mandatarios europeos. El primer ministro del Reino Unido, David Cameron ha solicitado a su homóloga Ángela Merkel una colaboración más ágil para desarrollar el 5G como nexo de fortalecimiento del mercado único digital europeo, anunciando una alianza con este propósito entre la Universidad de Dresde, la Universidad King College de Londres y la inglesa Universidad de Surrey.

Como no podía ser de otra manera, desde el Sector de Comunicaciones de UGT apoyamos la medida, aunque consideremos que la misma no deja de representar un parche que desvía la atención de la situación actual: el despliegue del 4G en Europa está siendo lento, dificultoso y completamente falto de armonización entre los Estados Miembros. La falta de músculo y determinación política, tantos en los gobiernos locales como paneuropeos, ha resultado fatal para el Sector: mientras hay países que ya disponen de 4G de última generación en toda su geografía, otros disponen de él de forma prácticamente testimonial.

Igualmente, consideramos que la partida presupuestaria es desproporcionada para un proyecto que verá la luz en 2020, en comparación con la cuantía destinada a fomentar las NGN en toda Europa, que se quedó en unos misérrimos 1.000 millones de euros para el mismo periodo temporal.

Comunicaciones SMC-UGTv.
SMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL Imatek