Telefónica de España

AST insiste en suprimir la póliza dental de reembolso de hasta 626 € anuales a los trabajadores de TdE y sus beneficiarios

10/03/2017 |

A pesar de las pomposas declaraciones de AST en defensa del seguro de sueldo, su impugnación sobre los acuerdos alcanzados en el CI para solucionar  definitivamente ese capítulo,  en realidad se centra en su rechazo de la póliza dental suscrita a cargo de los fondos del Seguro de Sueldo.


En la reciente Comisión de Interpretación y Vigilancia del CEV, UGT ha defendido la validez y legalidad de los acuerdos adoptados democráticamente en el seno del CI de TdE para solventar la prolongada controversia del seguro de sueldo,  mediante la contratación de tres pólizas a cargo de los ingentes fondos existentes, propiedad de los trabajadores/as de TdE.


Nuestra defensa y ratificación de dichos acuerdos se hacen en contraposición de la pretensión de impugnación realizada por AST sobre éstos pretendiendo, según su enraizada costumbre, arrogarse la exclusividad de la razón y la verdad en su presunta defensa de los intereses de los  trabajadores/as desoyendo la expresión democrática de la mayoría, insultando y descalificando a quienes buscamos soluciones y alternativas e invocando, ante la falta de argumentación, incoherentes contubernios, complots y conspiraciones paranoicas.


En un uso nada aséptico del lenguaje, hablan de “fondos sustraídos”, para referirse al excedente de casi 60 millones de euros,  una vez cubiertas las contingencias previstas en el seguro de sueldo.  Obvian intencionadamente, y por tanto mienten, que se han empleado 30 millones de euros del fondo en la suscripción de las pólizas que dan cobertura a las prestaciones del Seguro de Sueldo, tanto para quienes ya las cobran en la actualidad, por haber dado lugar a alguna de las contingencias prevista en el seguro, como para TODA la plantilla de TdE activa a 31 de diciembre de 2015, garantizando la cobertura en caso de necesidad.


Así, en sus sectarios  libelos afirman que a los trabajadores/as de TdE se les ha eliminado el seguro de sueldo, cuando los acuerdos adoptados democráticamente son determinantes y garantizan su prestación y cobertura para los antiguos receptores del derecho  y la actual plantilla activa, en caso de darse alguna de sus contingencias.


Se enredan en obviedades como que “la empresa no ha puesto ni una sola peseta” en el fondo del seguro de sueldo, extremo que nadie discute, y en cambio, desoyendo el sentido común e  informes actuariales,  reivindican la continuidad de las aportaciones, ¡por los trabajadores!, cuando los acuerdos del CI las han suprimido oportunamente, a la vista del superávit de 60 millones de euros existente, precisamente por la cuantía del fondo acumulado (al que llegaron a cotizar en su día  75.000 trabajadores) y por el hecho de que, afortunadamente,  las contingencias que dan lugar al cobro del seguro son proporcionalmente muy escasas respecto a la plantilla activa total, por lo que,  al disminuir gradualmente el número de activos y el número de contingencias por el rejuvenecimiento de la plantilla y avances médicos,  el excedente del fondo seria cada vez mayor, siendo absurdo mantener la aportación

.
Pero lo anterior es en realidad humo, ya que, cuando desde UGT hemos conseguido finalmente obtener un consenso mayoritario para solventar la situación, mediante la suscripción de dos pólizas para dar cobertura a las contingencias previstas en el seguro a quienes ya las cobran y a quienes las pudieran precisar en el futuro, lo que realmente molesta a AST es la utilización del excedente del fondo en contratar una póliza dental para los trabajadores/activos y sus beneficiarios, con reembolso de hasta 626 € anuales,  puesto que ese es el eje de su impugnación, sin que hasta la fecha se conozca más alternativa de esa formación de que siga todo igual, manteniendo inmovilizado y sin utilidad un patrimonio de los trabajadores/as.


Lo curioso es que, durante los más de dos años en los que ha estado activa la comisión de trabajo del CI para intentar buscar una solución consensuada al problema enquistado del seguro, enquistamiento al que ha contribuido en gran medida la permanente judicialización del asunto por AST y otros, éstos adalides de la democracia no han aportado ni una sola propuesta o alternativa, limitándose a denostar y rechazar nuestros planteamientos sistemáticamente.


Nada puede encubrir el hecho de que AST pretende únicamente mantener vivo un conflicto que sistemáticamente ha venido perdiendo en los tribunales y que ha utilizado durante años, ante sus carencias argumentales,  como arma arrojadiza contra quienes trabajamos en buscar soluciones a los problemas, invocando en esta ocasión  la presunta infracción del reglamento del Seguro de Sueldo por la contratación de la póliza dental, ninguneando el hecho de que las pólizas suscritas cubren todas las contingencias del seguro de sueldo y además proporciona a cada trabajador y sus beneficiarios la posibilidad reembolsar hasta 626 € de gastos dentales al año.


UGT ha buscado y aportado soluciones  a una situación prolongada artificialmente en el tiempo por quienes nunca han pretendido encontrar o negociar alternativas. Hemos logrado articular un acuerdo por el que se solventa el seguro de sueldo, se cubren y garantizan sus prestaciones para todos los trabajadores activos a 31 de diciembre de 2015 y los pasivos que ya las percibieran,  y se proporciona una ventajosa póliza dental para los trabajadores de TdE y sus beneficiarios,  en tanto que AST plantea eliminar esta situación sin más, retornando a una situación sin solución y despojando en el camino a los trabajadores de la posibilidad del reembolso dental logrado para ellos y sus familias, extremo este particularmente criticado en su escrito de impugnación.


Ante laactitud de ni barro ni dejo barrer adoptada por AST,  deploramos su intención de interponer un conflicto colectivo que solo servirá para añadir inseguridad jurídica a las soluciones adoptadasy, de prosperar la demanda,  suprimir la póliza dental de reembolso hasta los 626 € anuales para los trabajadores /as  y sus familias,  sin que además ello contribuya en nada a solventar el seguro de sueldo, que habría que volver a articular.